TO END ALL WARS

*
O el perdón como camino para la paz.
Ahora que está en los cines la última propuesta del gran Clint Eastwood, Invictus -de la que hablamos hace un tiempo- os quiero sugerir una película formidable. No habréis oído hablar de ella, imagino. Presentada en español como Más allá del deber, es una versión cinematográfica de hechos reales. Dirigida por David L. Cunningham e interpretada de modo soberbio por Robert Carlyle, Ciarán McMenamim y Kiefer Sutherland.
[Drama bélico basado en una historia real. Narra cómo un regimiento escocés capturado por el ejército japonés durante la II Guerra Mundial fue obligado a construir la famosa -por infame- "vía ferroviaria de la muerte" mientras luchaban por sobrevivir. (FILMAFFINITY)] Es mucho más que un drama bélico. Es una reflexión sobre la vida humana, sobre su sentido. Sobre la clemencia -la compasión-, sobre la paz, el perdón, la fe...
Reconozco que es una película dura, muy dura -desde luego nada comparada a la dureza de la vida-. Me ha dejado impresionado: tiene escenas de una inhumanidad cruel... pero hay una magnífica lección sobre la vida humana, sobre el valor de la persona, de la amistad, de la camaradería, de la esperanza... en fin, una película imprescindible para educadores (para clase, con alumnos de Bachillerato... si procede).
Y os servirá para conocer la preciosa música de Maire Brennan -hermana de la conocidísima Enya-, cuyas raíces católicas son manifiestas.


*

"¿Quién es mi prójimo? ¿Cuántas veces debo perdonar a mi hermano? ¿Qué significa amar al enemigo? ¿Qué puede dar un hombre a cambio de su alma?... Estas son las preguntas a que me enfrenté en el campo de concentración... y las respuestas cambiaron mi vida para siempre" (Capitán Ernest Gordon, protagonista y narrador de la historia)

No hay comentarios: