Curso nuevo... con Amor (renovado)

*
Comienza un nuevo curso. La vida sigue -mejor que no se interrumpa, aunque a veces deseemos que lo hiciera-. Mochila, maletín, carpeta, bloc, estuche, agenda... que llenamos -hay que llenar-. El cortometraje Paperman (John Kahrs, 2012) nos sugiere -nos recuerda, a los cristianos- la necesidad de una motivación, un impulso -más interior que de fuera- que nos lleve, que nos con-mueva hacia... Es momento de altas metas -como siempre-. Es la hora de fuertes cimientos -como siempre-.
A mí no se me ocurre mejor meta, mejor cimiento que el Amor. Él hace nuevas todas las cosas; Él nos hace nuevos, nos renueva constantemente. Él nos impulsa hacia los proyectos más valiosos, más humanos, más... cristianos. Para uno mismo y para los otros.
Traigamos aquí, de nuevo, los preciosos versos de san Pablo en el himno de la Primera Carta a los Corintios (cap. XIII) que dicen que "el amor es paciente, servicial, todo lo disculpa, es humilde, lo espera todo, lo soporta todo, todo lo cree... el amor no pasará jamás...".
¡Que el Amor os acompañe!
*
 
*
Por cierto, esta preciosidad animada en blanco y negro obtuvo el premio Oscar al Mejor cortometraje de animación (2012). La pudimos saborear antes del largometraje Rompe Ralph...
*

No hay comentarios: