¡SEÑOR MÍO Y DIOS MÍO... QUE TE PARTES EN EL PAN!

*
Un fragmento de El hombre que hacía milagros (The miracle maker, Hayes-Sokolov 2000) en el que aparecen las escenas del Evangelio de este III Domingo de Pascua y de la semana pasada: el episodio de Emaús y la duda de Tomás, respectivamente.

video
*
Resulta imprescindible leer con detenimiento los textos evangélicos en los que se inspiran: el del Domingo pasado lo encontramos en san Juan (2o, 19-31); el texto de este Domingo lo refiere san Lucas (24, 13-35)

No hay comentarios: