Un OASIS divino en la tierra

*
Un pequeño y sencillo homenaje a Dom Jesús Marrodán, Abad del Monasterio Cisterciense de San Pedro de Cardeña, que ha partido ya a la Casa del Padre. Me uno en oración a la Iglesia, que seguirá teniendo en esta comunidad de contemplativos una semilla del Reino -y cuyas puertas siempre están abiertas para todos, sedientos de paz, de Dios, de silencio, de oración...- .Descanse en Paz, padre Jesús.
*

*

No hay comentarios: